#19 ¿Estamos preparados para el trabajo en remoto? 👩‍💻

Ya estamos en el mes de vacaciones por excelencia. Para muchos es el momento de descansar, tomar aire, desconectar, hacer balance y recargar pilas para el nuevo ciclo que comenzará en septiembre. También es el momento de hacer ese viaje con el que llevas soñando todo el año.

Sin embargo para otros este mes es el perfecto para quedarse en casa y disfrutar de amigos y familiares. De hecho, el renunciar a escaparse a un lugar lejano durante las vacaciones no es ningún sacrificio para ellos porque precisamente su rutina es viajar de un lugar a otro el resto del año. Y no es que estén siempre de vacaciones, sino que pueden desarrollar su profesión en cualquier parte del mundo. Esto se lo debemos a la reciente popularización del teletrabajo y de la flexibilidad horaria, sobre todo en el sector digital.

Con la llegada de la pandemia, hace ya más de dos años, la vida profesional de todos cambió. A las empresas no les quedó más remedio que adaptarse a una “nueva normalidad” donde el teletrabajo se transformó en la única manera de mantener la máquina en marcha. Esta situación, forzada por las circunstancias, sirvió para comprobar que una forma descentralizada de trabajar era posible y rompió con el dogma generalizado que daba por hecho que la presencialidad y el control férreo de los horarios era sinónimo de una mayor productividad. En muchos casos se comprobó que el rendimiento de los trabajadores no solo se mantenía sino que aumentaba. Si se logró eso con algo hecho de manera improvisada, imagina si se hubiera planificado con tiempo.

Durante este experimento forzoso, los profesionales conocieron una nueva forma de trabajar que traía consigo grandes ventajas: mejor conciliación entre vida personal y profesional, mayor concentración, la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar, reducción de los desplazamientos con su respectivo ahorro energético y de tiempo… Para muchos ha supuesto tal mejora que actualmente es uno de los requisitos más valorados por los trabajadores a la hora de aceptar un nuevo reto laboral, tal y como nos comentaba David Bonilla, fundador de Manfred y creador de La Bonillista, en este episodio del Podcast de Datola.

Las empresas con más visión vieron una oportunidad increíble en esta nueva situación y buscaron la manera de aprovecharse de todas las ventajas que les brindaba el teletrabajo. Por una parte, estaba la posibilidad de atraer talento de cualquier parte del mundo con mucha más facilidad. El trabajador ya no tiene que desplazarse a la ciudad de la empresa, buscar un nuevo piso, aumentar gastos o alejarse de amigos y familiares a cambio de un proyecto ilusionante. Esto se traduce en que, en igualdad de condiciones, la mayoría de profesionales siempre van a apostar por el proyecto que les permita teletrabajar. Por otro lado, está el ahorro de mantenimientos de oficinas, locales, cheques restaurante… que en algunos casos eran cifras realmente elevadas y que gracias al teletrabajo puede suponer tener una tesorería menos asfixiada. Además, también está la retención del talento, punto muy importante en un sector profesional como el nuestro, en el que los niveles de rotación son tan elevados. Para conseguir contar con profesionales motivados y duraderos, las empresas tienen que conseguir que los trabajadores estén a gusto, y dos cosas que valoran mucho para su felicidad profesional son precisamente la posibilidad de teletrabajar y poder organizar sus tiempos.

Sin embargo hay otras muchas compañías que, tras pasar el periodo de teletrabajo “obligado” por la pandemia, han optado por volver a la presencialidad obligatoria. Consideran que el teletrabajo tiene más inconvenientes que ventajas. Uno de los principales miedos a adoptar la nueva modalidad es la falta de control sobre los trabajadores ¿Cómo van a saber las horas que se trabajan realmente si no se les puede ver calentando la silla en la oficina? Quizá con un cambio de mentalidad donde sea más importante la productividad y el valor real que aporta cada trabajador en vez de las horas que pasa delante del ordenador, permitiría a estas empresas aprovecharse de todas las ventajas que podrían obtener con el trabajo en remoto.

Ya sabemos que el teletrabajo y la flexibilidad horaria puede aportar grandes beneficios tanto para trabajadores como para empresas. No obstante, también es cierto que actualmente hay ciertos puntos de desventaja con respecto al trabajo presencial. A continuación algunos de los que considero más importantes:

  • El trabajo en equipo se hace más complejo. En la oficina tienes a tus compañeros a tu alrededor, a tiro de codazo para comentar con ellos cualquier duda, bloqueo o simplemente para compartir alguna idea repentina que te haya venido a la cabeza sobre el proyecto que estás realizando.
  • Para aquellos perfiles junior, que están comenzando su carrera profesional, es mucho más enriquecedor estar rodeado en todo momento por gente experimentada dispuesta a enseñarte todo lo que saben. Por muy atareados que estén, siempre te vas a poder acercar tu silla a alguien para que te eche una mano o, al menos, para que te deje ver lo que está haciendo. Esto también se aplicaría a aquellos profesionales con experiencia que comienzan desde cero en un nuevo proyecto o compañía. El onboarding virtual sospecho que será más duro que el presencial, aunque evidentemente dependerá mucho de cada compañía.
  • Y por último, pero no menos importante, los lazos de unión que se crean entre compañeros de trabajo que se ven diariamente, que toman el café juntos, que comparten menú del día en el bar de abajo y que no perdonan la cañita de después de currar, siempre serán más fuertes que cuando se trabaja a distancia. Y lo que se aprende en todos esos momentos extralaborales no tiene precio!

Quizás llegue el momento en el que las compañías puedan suplir estos contras del teletrabajo y encuentren una modalidad en la que todo sean ventajas. No hay que olvidar que el trabajo en remoto es algo relativamente novedoso, que aún tiene que evolucionar y mejorar pero lo que está claro es que es una opción que ha venido para quedarse.

Si este tema te parece interesante, te recomiendo que escuches el último podcast de Datola en el que hablamos con Lolo Rey y María Mosquera de cómo el trabajo en remoto y la flexibilidad horaria les ha permitido trabajar al tiempo que recorren lugares maravillosos en su caravana.

🔎 Datola Holmes 🎖️

Viene el reto, viene el Datola Holmes: un acertijo, una pregunta, un enigma que solo los más curiosos serán capaces de acertar edición tras edición.

No tengas miedo a equivocarte, para eso estamos aquí. 

#19 ¿Cuál es el origen de las siglas UTM, parámetros que se incluyen en una url para las fuentes de tráfico en Google Analytics?

Enlace Newsletter:

Si prefieres leerla tal y como la leyeron nuestros suscritores. No te preocupes, te la dejamos por aquí:

https://ml.datola.es/h4h6e8g3g0

Equipo Datola
Equipo Datola

Debatimos, compartimos y aprendemos entre profesionales de la analítica digital, el marketing y el mundo de los datos.

Necesitas compartirlo y lo sabes!

Deja un comentario