#7 Reflexiones laborales 🧑‍💻

En pleno agosto muchos de nosotros nos encontramos disfrutando de unas merecidas vacaciones. Las empresas digitales están a medio gas, los proyectos reducen su velocidad y, en general, es un momento de calma. Es tiempo de playa, terracitas y de planes con familia y amigos. Y sobre todo es un mes para desconectar del trabajo, del estrés diario, de objetivos ambiciosos difícilmente alcanzables y para recuperarte de todo el esfuerzo realizado durante el año.

Pero también es un mes para reflexionar y aprovechar esta pausa para pensar en tu carrera profesional. Porque, no nos engañemos, la realidad laboral en la que estamos inmersos es muy diferente a la que nos imaginábamos cuando éramos niños. Crecimos escuchando que con esfuerzo y horas de estudio podríamos elegir la carrera universitaria que más nos gustase (o con más salidas). La siguiente promesa era que, con más esfuerzo y estudio, tras los años de Universidad se nos abrirían las puertas del trabajo soñado: buen sueldo, grandes proyectos… Un trabajo “para toda la vida” en el que año a año iríamos progresando. Quién nos iba a decir que lo que nos íbamos a encontrar sería tan distinto.

A día de hoy, al menos en las profesiones digitales, todo es mucho más volátil y cambiante. En muchas ocasiones la manera de evolucionar, de seguir motivado o simplemente de mejorar tus condiciones laborales es cambiando de empresa. A veces, incluso, la manera más rápida de progresar dentro de una misma empresa es marchándote para volver al cabo de un tiempo con unas condiciones mucho mejores de las que tendrías si te hubieras quedado. Por ello actualmente es más raro encontrar a trabajadores con más de 5 años de antigüedad en las empresas de nuestro sector. De hecho, la antigüedad de los profesionales es un indicador a tener muy en cuenta a la hora de cambiar de trabajo.

A diferencia de las generaciones de “trabajo para toda la vida”, esta situación trae consigo nuevas obligaciones. Ahora somos nuestros propios representantes y debemos de estar atentos a las distintas oportunidades que nos brinda el sector, filtrar las que nos puedan interesar, contactar, negociar y llegar a un acuerdo si procede. Además, ya no llega con el trabajo que realizas de puertas para dentro, de tu experiencia o las buenas referencias que puedas tener. Todo esto está muy bien, pero no olvides que eres tu propio comercial, tienes que venderte por los canales idóneos, hacer ruido, conseguir que te conozcan y convertirte en un plato codiciado por las empresas. A veces, todo este trabajo extra hace que haya semanas que acabes con la lengua fuera.

Pero ojo, lo que valoran los profesionales a día de hoy también ha cambiado. Si antes un trabajo estable y de larga duración era sinónimo de bienestar, ahora no es necesariamente así. Muchos valoramos otras cosas, como la ilusión de comenzar una nueva aventura profesional, de afrontar nuevos retos o de conocer a nuevos profesionales con los que seguir creciendo.

¿Y a ti? ¿Te gustaría vivir en un mundo con más estabilidad laboral o estás a gusto con las circunstancias actuales?

🔎 Datola Holmes 🎖️

Viene el reto, viene el Datola Holmes: un acertijo, una pregunta, un enigma que solo los más curiosos serán capaces de acertar edición tras edición.

No tengas miedo a equivocarte, para eso estamos aquí. 

#7 ¿Qué empresa fue la primera en implantar la jornada de 4 días semanales en España?

Enlace Newsletter:

Si prefieres leerla tal y como la leyeron nuestros suscritores. No te preocupes, te la dejamos por aquí:

https://ml.datola.es/f8g2h3

Equipo Datola
Equipo Datola

Debatimos, compartimos y aprendemos entre profesionales de la analítica digital, el marketing y el mundo de los datos.

Necesitas compartirlo y lo sabes!

Deja un comentario