Implementación técnica de analítica: los principios

Una implementación técnica de analítica debería basarse en unos principios y tener un estilo.

Como si de un deporte se tratase para poder implementar la analítica técnica primero hay que repasar la estrategia, entrenar, calentar y si esto fuese un partido estaríamos en la parte de la charla, la parte táctica o incluso podría ser la pretemporada.

¿Pelotazo, jogo bonito o catenaccio? ¿Tú de que eres?

Introducción a los principios de la analítica

No me importa, no te juzgaré mientras creas en tu estilo y lo hagas, por supuesto, siguiendo unos principios. Si además los explicas y lo argumentas, serás muy querido. Siempre, podrás o podremos cambiarlos, evolucionarlos, perfeccionarlos…Así es como funciona todo esto.

Por nuestro lado, saldremos a ganar, todavía somos de los llamados románticos, amigos del fair play, de los principios y de las olimpiadas. Jugamos ilusionados pensando en que alguien nos verá, pero nos llega con saber que lo hacemos por nosotros, por nuestro yo del futuro, por nuestro orgullo y que lo hacemos con mucha afouteza y corazón.

Principios de la analítica técnica
Los principios en la analítica técnica. Pensando en París 2024.

Los principios en tu día a día

En tu día a día, escucharás mil excusas para que te olvides de los principios e intentes simplemente cumplir con el objetivo, objetivo que seguramente y desgraciadamente en muchas ocasiones vendrá impuesto. Escucharás lo de la facturación, la justificación de horas o la nueva campaña que sale justamente mañana. Mil mantras que a ti te vendrán, tarde o temprano, de vuelta.

El mundo laboral está gobernado, más de lo que me gustaría, por cortoplacistas. Cortoplacistas capaces de cargarse la analítica de un plumazo, pero mejor la analítica que el planeta, ¿no?

Tampoco te olvides de ser flexible, no todas las luchas se pueden ganar y no hay que olvidarse nunca de ser: empático, conciliador e intentar siempre que sea posible romper silos y tender puentes entre departamentos, personas… Estos también son principios y de los más importantes.

Los cortoplacistas se están cargando todo, también la analítica.

Los principios siempre en equipo

Cuándo vas en equipo los principios y el estilo no se memorizan, tampoco se aprenden en los libros, en los cursos o en la wiki de la empresa. Se practican y se contagian unos a los otros. Pululan por el ambiente y muchas veces ni le llamaremos principios, ni hostias. No te asustes, repito, no se trata de documentar se trata de ir aplicando.

Los principios en el sector

Los principios o el estilo puede parecer algo obvio, lo normal, hasta que viajas o revisas ahí fuera y terminas descubriendo que quizás todo esto que creías que era lo normal sea una anomalía en el sector. Nuestra labor como comunidad será intentar darle la vuelta a esa balanza.

La analítica ágil, no existe.

Estaremos alerta para evitar que la rutina y las malas prácticas nos hagan caer en ese estercolero de datos. Te vuelvo a recordar que la analítica ágil no existe, destrozará tu cartera, tu histórico, tus campañas y tu todo. Tú verás, pero siempre que puedas di que no.

Los principios para el analista

A nosotros ya nos llega con jugar contra la máquina, contra el tiempo, contra nuestra paciencia, contra nuestros jefes y en contra de nuestras habilidades muchas veces, pero los principios y el estilo serán siempre nuestro mejor aliado. Nuestro sello, nuestra marca.

Podrán borrar nuestro nombre, nuestro rastro pero no podrán acabar con los hits de GA y mucho menos borrar totalmente nuestro histórico.

Analistas digitales con principios
Analistas digitales con principios, momentos antes de morir.

Los principios no nacieron conmigo ni con nosotros, no son propios de la analítica, tampoco de una empresa y no tuvimos la necesidad de reinventar la rueda. Eso sí, los interpretamos y los adaptamos a nuestro terreno de juego para intentar buscar la mejoría y el disfrute de todos.

Los principios orientados a Google Tag Manager

Los principios están enfocados a nuestro gestor de etiquetas preferido, GTM, pero se podrían aplicar a cualquier otro gestor de etiquetas, a cualquier otra herramienta y a la vida misma.

Muchos, seguramente ya los conozcas e incluso los estuvieras aplicando usando el sentido común pero no está de más recordarlos, al final, forman parte del catecismo de la analítica. Seas o no, nuevo en esto, nunca es tarde para el bautismo. Empezaría seguramente así: “Simo todopoderoso creador…”

DRY (Don’t Repeat Yourself) 

No te repitas, trata siempre que puedas controlar un mismo problema desde un mismo lugar. Así, si tienes que realizar un cambio solo tienes que ir a ese único sitio. Evitando posibles fallos e inconsistencias derivados de la repetición.

Intenta, en la medida de lo posible, reutilizar etiquetas, triggers y variables que tengan una misma funcionalidad o propósito. Busca siempre el patrón, lo genérico, piensa que en algún momento, quizás, tengamos que modificar o escalar la solución.

Ejemplo 1


Tenemos el píxel de Facebook implementado para España y nos piden añadirlo al mercado Portugués. Tienen diferentes ids, quizás, si somos nuevos en esto lo más sencillo sea duplicar etiquetas y cambiar un id por otro pero lo mejor sería utilizar las mismas etiquetas y hacer la lógica necesaria para que cambie de forma dinámica ese id dependiendo del país en el que se encuentre el usuario.

Otro ejemplo, muy común, es llenar los contenedores de GTM con una etiqueta de Google Analytics para cada maldito evento. Error.

Busca siempre el patrón e intenta reducir la cantidad de etiquetas a la mínima expresión. Lo de actualizar dimensiones y métricas se puso fácil en los últimos años con la llegada de la variable de configuración de Google Analytics y mantuvo en auge este tipo de prácticas. Pero, no es lo mismo aplicar la política de cookies y comprobar que todo va bien en 4 etiquetas que en 60 etiquetas de GA, los fallos humanos existen y quizás lo que funciona bien en la página de inicio, no funcione en la ficha de producto…

Si tu contenedor de GTM tiene más de 8 etiquetas de Google Analytics , empieza a preocuparte. Es un síntoma.

Ejemplo 2

Con la llegada de GA4 no disponemos, de momento y desgraciadamente, de una variable de configuración. Esto, quizás, nos haga replantear la estrategia pero para bien.

Imagínate que tengas un montón de etiquetas de GA4, una para cada evento y necesitas añadir un nuevo parámetro que sea común y dinámico a todos los eventos. Dependiendo de como tengas planteado e implementado el etiquetado puede ser muerte y destrucción, os lo aseguro. Aparte de que volverías a estar aumentando considerablemente la posibilidad de cometer algún fallo humano en la parte de configuración.

Nunca es mal momento para darle un cambio a esa implementación de analítica o de herramientas de terceros, simplificarla todo lo que sea posible e intentar reducirla a la mínima expresión.

Vamos, aplicar cuándo sea posible y sin fliparse, el Marie Kondo.

En tu contenedor de GTM por regla general siempre una, no te repitas.
En tu contenedor de GTM por regla general siempre una, no te repitas.

KISS (Keep It Simple Stupid)

Todo lo que se haga en GTM o en este mundillo debería de tender siempre a esta idea, cuanto más minimalista, simple y sencillo sea todo, mucho mejor.

Lo de complicarse la vida, ya viene solo, no hace falta que lo fuerces, no serás mejor por fliparte. Es bueno tenerlo presente que a veces se nos olvida.

Busca siempre el equilibro entre sencillez y comodidad. Aquí, no seas de extremos.
Busca siempre el equilibro entre sencillez y comodidad. Aquí, no seas de extremos.

YAGNI (You Ain’t Gonna Need It)

No implementes algo que no se vaya a necesitar por el mero hecho del por si acaso, la medallita o por alguna tara mental que a veces uno tiene. Ahorrarás tiempo, esfuerzo y disgustos. Si te ves tentado, acuérdate del tópico latín: carpe diem y por supuesto aplica siempre el principio más importante de todos estos: el de la VAGANCIA, sin duda, es la base principal de la que emanan todos estos principios.

Si lo necesitas, busca cualquier excusa pero no lo hagas.
Si lo necesitas, busca cualquier excusa pero no lo hagas.

Ejemplo: Contenedor de Recetas

Quizás no esté totalmente relacionado pero queda dicho:
Mantener etiquetas, triggers o variables que no se están utilizando en nuestro contenedor, eternamente, simplemente por el hecho de que en un futuro igual las usamos, no tiene ningún sentido.

GTM dispone de un sistema de control de versiones que te permite ir atrás en el tiempo a consultar y extraer todo aquello que hemos borrado, modificado previamente.

A las etiquetas, les puedes dar un tiempo, pausarlas, pero al igual que en el amor o te olvidas definitivamente y las eliminas de tu vida, de tu GTM, o lo vuelves a intentar y las reanudas.

Si crees que eso que deberías borrar es la puta hostia que nunca más se te va a volver a ocurrir y como es lógico, tienes miedo a perderlo para siempre o no volver a encontrarlo… Lo mejor en estos casos es crear un contenedor de recetas.

Un contenedor de recetas será ese lugar donde mantendremos todo aquello que nos resulta útil, los trucos, las utilidades o cualquier cosa que creamos que nos ayudará ahorrar tiempo a nuestro yo del futuro.

Boy Scout Rule

Este principio consiste en dejar la zona al marchar un poquito mejor que cuando nos la encontramos. Si algo se puede mejorar, debemos hacerlo. ¿No?

Este principio es maná, lo habitual es que nunca haya tiempo para rehacer las cosas en profundidad, pero si vamos poco a poco conseguimos que nuestros contenedores de GTM, nuestros bosques, nuestros mares o nuestra vida luzcan un poco mejor.

Muchas veces no será suficiente.

Si se gangrena una implementación no nos queda otra que atajar el problema de raíz.
Si se gangrena una implementación no nos queda otra que atajar el problema de raíz.

La navaja de Ockham

“En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta.” Un buen método para jugar a desempatar entre las gentes de la analítica.

Ventajas de los principios

Seguramente por sentido común muchos de estos principios ya los estuvieras aplicando. En caso contrario, no te preocupes y sin miedo que a esto nunca se llega tarde. Con tiempo y paciencia los terminarás aplicando de forma más o menos automática y sistemática. Es lo que mola, será como jugar de memoria.

Aplicando los principio conseguirás un contenedor más ligero, más limpio y más legible. Esto mejorará el rendimiento, la depuración y sobre todo te ayudará a su mantenimiento, sentará las bases de una estandarización y de un estilo, pero sobre todo terminará repercutiendo en la calidad de tus datos.

Aplicar principios es como entrenar, de primeras no nos suele gustar, tampoco interesar. Pero el día del partido, en el momento de la verdad, se agradece tanto haber entrenado y tener las tácticas claras.

PD: Vamos a larga distancia, alguno esperaría esa maldita implementación pero no tenía mucho sentido hablar de una implementación de analítica sin hablar primero de los principios y dejando como aperitivo: el estilo, aquí lo llamaremos el estilo Lurático.

El contenedor de GTM de Datola

Para acabar, dale al: Sí, quiero. 


Recibirás en tu preciosa bandeja de entrada: 

  • El contenedor de GTM de Datola para poder revisar, cotillear y rajar libremente. 
  • Si aún no lo estabas también te unirás a la comunidad.
¿Quieres echarle un ojo al contenedor de GTM de Datola?
Complete the form below to see results
El GTM de Datola
{{title}}
{{image}}
{{content}}
Necesitas compartirlo y lo sabes!

Deja un comentario